No consigo tráfico web de calidad. El marketing que no aporta resultados medibles, es humo. Necesito aumentar las ventas de mi ecommerce… Medir el tráfico de tu web y los resultados de tu estrategia digital debe ser una preocupación latente en tu día a día. En parte, porque lo que no se puede medir no puede mejorar y lo que no se puede mejorar acaba estancándose…

Entonces, ¿en qué debo fijarme para saber si el rumbo de mi estrategia de visibilidad online es el adecuado? Principalmente, hemos de responder a dos preguntas:

  • ¿Cuánto tráfico tengo?
  • ¿Recibo tráfico web de calidad?
¡Quiero mi eBook!

¿Cuánto tráfico es suficiente tráfico web de calidad?

Tengo 1.000 visitas al mes ¿es mucho o poco? Sería ideal tener una estimación de cuánto tráfico debería recibir un sitio web para poder afirmar que se está recibiendo suficiente tráfico web de calidad. Desgraciadamente, no siempre es posible saberlo. Al menos si utilizamos, únicamente, Analytics.

En parte, porque el adjetivo “suficiente” implica, obligatoriamente, una comparación con otro valor de referencia. Actualmente, con la herramienta de Analytics de Google (la más fiable y la principal referencia) no tenemos posibilidad de confirmar, de manera certera, cuál el tráfico de otras webs de la competencia o la performance de sesiones medio del sector.

Sin embargo, sí que existen ciertas herramientas que nos pueden dar pistas a la hora de elaborar un benchmark más o menos acertado del sector:

  • Tráfico de la competencia: Hay una serie de herramientas que pueden ayudarte a averiguar el número de sesiones de tu competencia. Por ejemplo, Ahrefs, Similarweb, Alexa o SEMrush. La mayoría de estas herramientas funcionan en un modelo freemium por lo que, para obtener una analítica web más depurada, necesitaremos pagar.
  • Estimación del mercado: A través del Planificador de palabras clave de Google Adwords podemos tener acceso a los volúmenes de búsqueda de palabras clave en Google. Aunque pueda resultar un trabajo un poco tedioso, se puede crear una hoja de cálculo con todas las Keywords que se consideran objetivo de la empresa y obtener una estimación de cuántas personas podrían estar buscando información sobre tu sector de actividad. Luego, se puede calcular que porcentaje de ese “pastel” nos estamos llevando cada mes.
  • Tendencias de Google: La herramienta de Google Trends proporciona información sobre la popularidad relativa de un término de búsqueda, en un período y región determinados. Google Trends no te dará la cantidad de búsquedas de una determinada palabra, pero si te dirá si un término se busca con mayor o menor frecuencia.

Para responder a la pregunta de si una web recibe suficiente tráfico web de calidad deberemos encontrar cuál es nuestro punto de referencia y tratar de compararnos dentro de ese contexto. Así, nuestra brújula respecto a cuánto tráfico web es suficiente será un compendio entre las técnicas presentadas anteriormente.

¡Quiero mi eBook!

Mi web recibe poco tráfico

Si se concluye que la web debería recibir más tráfico, el siguiente análisis crítico es identificar la raíz del problema. Cada caso es un mundo y debe realizarse una valoración considerando todas las variables posibles

En este sentido, resulta muy complicado dar con una respuesta única en este post de blog. Sin embargo, existen una serie de sospechosos habituales que nos pueden ayudar a reactivar nuestro tráfico web:

  • Falta de conocimiento: No hay suficientes personas que conozcan tu marca o tu producto. O, incluso, el mercado objetivo es demasiado pequeño. Si tu web es de nueva creación o tu acabas de arrancar con tu estrategia digital es posible que estés en este caso.
  • Posicionamiento orgánico: no aparezco en los resultados de búsqueda. Para saber si tu página está correctamente indexada y estás posicionando por aquellas palabras objetivo, puedes consultar Google Search Console. En esta aplicación gratuita de Google podrás saber cuáles son las principales búsquedas que conducen a tu página, la cantidad de impresiones que está teniendo tu web o el número de clicks mensuales que recibes.
  • Campañas de publicidad: mala calidad de mis campañas. Es decir, mis anuncios son ineficientes. El rendimiento de tu campaña de Adwords lo puedes comprobar accediendo directamente a la plataforma de Google Adwords. Ahí verás la cantidad de impresiones, clicks, ctr y cpc que reciben tus anuncios.

tráfico web de calidad

¿Cómo captar más tráfico de calidad a mi web?

Antes de la batalla tienes que saber de qué recursos dispones. Para aumentar la visibilidad de tu web, la primera pregunta que debes responder es ¿cuánto dinero estoy dispuesto a invertir? Dependiendo del coste, existen dos tipos de canales de adquisición de tráfico: canales orgánicos (sin coste) canales de pago (con coste).

Canales orgánicos:

  • Búsqueda orgánica: Lo que también se conoce como SEO. Consiste en todas aquellas acciones que puedes realizar para mejorar el posicionamiento de tu página web en los motores de búsqueda. El mundo es, cada vez, más digital. Cuando un usuario tiene la necesidad de comprar algo, lo primero que hace es buscarlo en internet. Si tu página aparece en los primeros resultados de Google, tendrás más posibilidades de ser el elegido.
  • Social Media: Actualmente, hay una amplia oferta de redes sociales. TikTok, LinkedIn, Instagram… Si se realiza una estrategia de social media adecuada, podemos llegar a tener una audiencia importante en estos canales. Lamentablemente, el alcance orgánico en muchas de estas plataformas es mínimo.
  • Email Marketing: Una vez tenemos una base de datos bien depurada y solvente, el email marketing se convierte en un canal que podemos utilizar para atraer tráfico a nuestra web.
  • Directo: Todos aquellos usuarios que entran en nuestra web porque introducen directamente nuestra url en el buscador son clasificados como “tráfico directo”. Suelen ser usuarios que ya conocen y están fidelizados con nuestra marca por lo que, a priori, no podemos realizar ninguna acción para aumentar directamente el tráfico de este canal.
  • Referral: Es decir, todos aquellos usuarios que llegan a tu web a través de referencias. Desde acciones con influencers (en la mayoría de las ocasiones, son acciones de pago) hasta artículos con recomendaciones hacia nuestra web.

Canales de pago:

  • Social Media Paid: Las publicaciones promocionadas en redes sociales nos permiten impactar a una audiencia segmentada con un contenido adecuado.
  • Ads: Ya sea en la Red de Búsqueda, en Display o Remarketing. Las campañas de publicidad (igual que las campañas de social media paid) nos permiten captar un tráfico segmentado.

Además de la inversión publicitaria necesaria, las principales diferencias entre ambas son: la posibilidad de segmentación y la capacidad de ver resultados inmediatos. Es decir, si pago, puedo decidir quién va a entrar en mi página y cuándo lo va a hacer.

¿Cómo conseguir tráfico web de calidad?

Por supuesto, el criterio decisivo para determinar la performance de una estrategia digital es la calidad de los visitantes. No es lo mismo que en tu tienda entren 50 adolescentes del “solo vengo a mirar” que 10 clientes adinerados y con una necesidad real de compra. La calidad del usuario importa, y mucho.

¿Qué determina si una visita es de calidad o no? Para tratar estos temas deberíamos familiarizarnos con términos como la fidelidad del usuario o la recurrencia de la visita. Como decíamos, si el marketing no consigue resultados, es simplemente humo.

Las métricas en las que nos debemos fijar son:

  • Tasa de rebote: el porcentaje de usuarios que llegan a tu sitio y se van sin ninguna interacción (aparte de desplazarse por la landing). Tener una tasa de rebote elevada implica que la experiencia del usuario no es la adecuada y deberemos tratar de mejorar el diseño, la velocidad de carga y/o el contenido. Como referencia, podemos tomar una tasa de rebote muy buena entre un 40-50%.
  • Número de páginas vistas: En promedio, ¿cuántas páginas visitan tus usuarios en tu página? Cuánto mayor sea este número, mejor, ya que se estará indicando que el usuario encuentra información relevante en el site y que la navegación es adecuada. Como referencia, tener de 2 a 4 páginas puede considerarse un resultado adecuado.
  • Duración de la sesión: La cantidad de tiempo que el visitante pasa en el sitio. Si queremos ir al detalle, necesitaremos analizar dónde hacen clic los visitantes y qué caminos consultan.
  • Visitantes únicos: Hay usuarios que visitan tu sitio muchas veces y nuevos usuarios (o usuarios únicos). Si los usuarios regresan a tu web con frecuencia, lo más probable es que les estés aportando valor. Es difícil estimar qué porcentaje de visitantes recurrentes frente a nuevos es ideal, un promedio adecuado puede ser (30% o más).
  • Tasa de conversión: Este es el indicador más relevante: ¿conviertes o no? Evidentemente, cuanto mayor sean las conversiones (ventas, clicks a un botón, llenar un formulario…), mejor. La tasa de conversión se obtiene al dividir el número total de compras entre el número de sesiones. En muchas ocasiones, aumentar el tráfico implica -irremediablemente- aumentar también las conversiones. De nuevo, la visibilidad vuelve a ser un factor determinante.

Cabe apuntar que, antes de tomar estos indicadores como referencias, hemos de tener muy claro cuál es el objetivo de nuestra página web. El comportamiento de un usuario en un ecommerce o en un blog de corporativo, es muy diferente.

Para considerar si el desempeño de nuestra página web es acertado hemos de ponderar muchos factores. Lo más importante es ser capaz de tener un tiempo de reacción rápido y corregir las posibles desviaciones con la mayor celeridad posible.

¡Quiero mi eBook!
Compartir