Hoy en día, aún hay gente que cree que una web sólo tiene la función de ser un escaparate de tus productos o servicios. Si te dijera que estás perdiendo uno de los mayores activos de tu empresa, te alarmarías, ¿cierto? Pues sí tu web es un mero escaparate estás perdiendo uno de los activos más importantes o incluso el más importante de todos. Antes de lanzarte a decir que estás aprovechando bien el potencial de tu web déjame contarte los 6 síntomas que muestran que no estás exprimiendo tu web al máximo.

El comercial que más trabaja y el que mejores resultados da.

Un comercial que está 24 horas velando por tu negocio, buscando clientes y ofreciéndoles las mejores soluciones. Una web que no está bien trabajada no atrae a nuevos clientes, no permite comprar en ella, no permite ponerse en contacto con el responsable de cada área…

Si eres el dueño de una tienda física y no tienes un E-commerce estás perdiendo una cantidad de posibles clientes que debería asustarte. El hecho de ofrecer servicios, tampoco te libras de tener siempre una web operativa que permita ponerse en contacto con algún responsable de área.

exprimir tu web

Una gran cantidad de usuarios realiza búsquedas fuera de su jornada laboral, por lo que dar facilidades para ponerse en contacto contigo es lo primero que una web debería ofrecer.

Otra de las ventajas de tu web, es que puede trabajar con muchas personas a la vez, no uno por uno. Puede cerrar 20 compras simultáneas y estar mostrando las bondades de un producto a otro posible cliente sin problemas.

Síntoma 1: Si tu web no es tu mejor comercial, es que no estás exprimiendo tu web.

No conseguir leads / ventas mensualmente

Un síntoma claro que tu web no está dando los frutos que debería es que no es capaz de traer nuevos clientes (leads) o incluso de generar ventas. Hay una gran cantidad de webs que tienen un formulario de contacto en el apartado contactar pero no en cada una de las categorías madres en las que ofrecen servicios.

Cada clic que ha de hacer un usuario hasta llegar a la conversión ( ya sea un formulario o la compra de un producto) es un nivel de dificultad que se añade.  Siempre se debe facilitar el camino hacia la conversión.

Otro ejemplo claro se da en los E-commerce cuando hay que pasar por 3 páginas a la hora de hacer un pago en vez de en una sola.

Síntoma 2: Sí tu web no consigue nuevos clientes es que no estas exprimiendo todo su potencial

Velocidad de carga

La velocidad de carga puede ser todo un problema si no lo detectas a tiempo. Se estima que una página web no debería cargar más de un segundo por mega que ocupa dicha web. Si no cumple este mínimo algo muy grave le puede estar pasando.

En nuestro caso aún nos queda por mejorar la velocidad de carga, el objetivo marcado es recortar 3 segundos de carga. Usa esta herramienta para ver tu tiempo de carga.

velocidad de carga seo

No sólo es un factor negativo a nivel de SEO ya que Google tiene en cuenta el tiempo de carga a la hora de rankear tu web, sino que también puede transformarse es un problema potencial para tus ingresos. Un estudio hecho en Amazon aseguraba que por cada 0,1 segundos de carga extra repercutía un en una pérdida del 1% de sus ventas totales… Imagínate que despilfarro.

Según Google, los elementos que puedes cambiar para mejorar tu tiempo de carga son:

  • Evitar los redireccionamientos a páginas de destino
  • Habilitar compresión
  • Mejorar el tiempo de respuesta del servidor
  • Especificar caché de navegador
  • Minificar recursos
  • Optimizar imágenes
  • Optimizar la entrega de CSS
  • Priorizar el contenido visible
  • Quitar el JavaScript que bloquea la visualización de contenido
  • Usar scripts asíncronos

Síntoma 3: No estas exprimiendo tu web si no carga rápidamente

No hay valor añadido en tus servicios

En Internet una gran parte del conocimiento se ha democratizado, es muy importante que puedas dar a conocer ese extra que tus competidores no tienen. Muchas empresas tienen textos redundantes en sus categorías de servicios, cuando un usuario entra en tu web ha de poder percibir rápidamente tu valor añadido.

La tasa de conversión aumenta exponencialmente si añades una ventaja competitiva, las más conocidas son las de precio, envío en 24 horas o gratuito…

Síntoma 4: Si no ofreces un valor añadido a tus usuarios no estás exprimiendo tu web

No das a conocer tu marca

Tener presente todo lo anterior es importante pero no hay que obsesionarse con el hecho de vender, toda empresa tiene una marca que la avala y es la imagen que hay detrás de todas las acciones. Un web debe mostrar la marca que hay detrás, el sello de confianza que todo cliente espera ver. Una web debe tener una presencia de marca fuerte para generar confianza en los usuarios.

Un usuario que no se fía de una web nunca llegará a convertirse en lead o en cliente.

Síntoma 5: Si no hay una fuerte presencia de la marca no estás exprimiendo tu web

Si no apareces en Google, no existes

Otro de los síntomas más importantes que denotan que algo no se está haciendo bien. ¿Has buscado tu marca en Google y no está? Has buscado las palabras clave que más te interesan y no estás en Top 3? Eso significa que tu web está perdiendo uno de los canales más importantes de Internet.

En la siguiente imagen podrás ver como deberías salir en Google para destacar frente a tu competencia. El posicionamiento orgánico es uno de los canales más importantes dentro del mundo online y no debes desperdiciarlo por lo que no olvides de ir haciendo auditorías constantes de tu web con el objetivo de copar las primeras posiciones en Google.

posicionamiento organico tesubi

Síntoma 6: Si no apareces en Google, por tu marca o por las palabras de tu sector, es que no estás exprimiendo tu web

Ahora ya conoces 6 síntomas que denotan que no estás detrás de una web dando el 100% de su rendimiento. Si detectas alguno de ellos, no te preocupes porque todo tiene arreglo. Te recomiendo que realices nuestro test exprés sobre tu presencia online para conocer más a fondo como estás realizando tus acciones de marketing online.

Compartir