El pasado martes Google lanzó una nueva actualización del algoritmo que clasifica y ordena por orden las páginas web en su buscador.

Esta nueva actualización tiene en su punto de mira la adaptabilidad móvil de las páginas web. El oscurantismo con el que Google actualiza su forma de clasificar los resultados de búsqueda, nos impide conocer las consecuencias concretas de este cambio, pero cada vez resulta más evidente la obligatoriedad de disponer de una página web adaptable a móvil.

Hagamos memoria… hace apenas 4 años era una utopía navegar por páginas web desde dispositivos móviles. La velocidad de conexión era muy limitada y las posibilidades de los dispositivos móviles y páginas web hacían de la navegación móvil una experiencia poco amigable. Las operadoras apuntan hoy que la velocidad de conexión desde el móvil crecerá exponencialmente en breve, aspecto que repercutirá en un mayor tráfico a las webs de las PYMEs desde dispositivos móviles.

Hoy en día, la mayor parte de usuarios utilizan su teléfono móvil como primer punto de acceso a internet. Más de la mitad de los correos electrónicos recibidos se abren desde dispositivos móviles. Miramos nuestros móviles una media de 150 veces al día. Además, la tendencia de estos datos es claramente al alza.

Es imprescindible ofrecerle al usuario una navegación rápida, práctica e intuitiva por nuestros canales a través de sus dispositivos móviles.

multipantalla-mobile-marketing-1La mayoría de PYMEs no le están dando a la navegación móvil una atención proporcional al uso que de ésta hacen los usuarios.

El consumidor actual no distingue entre navegación desde su smartphone, tablet u ordenador. Para él es una necesidad poder consumir contenidos independientemente del dispositivo que esté utilizando.

Si un cliente objetivo llega a nuestra web desde un móvil y ésta no se encuentra debidamente adaptada, tenemos muchas probabilidades de perder la oportunidad de captar su atención y de ofrecer una imagen anticuada y poco coherente con la realidad actual.

Hay que ponerle todas las facilidades al consumidor. Es necesario «ponerle la alfombra roja» a nuestro cliente potencial independientemente de dónde provenga. Nunca antes el consumidor había tenido tan fácil irse a la competencia; es cuestión de un simple clic para haberle tendido el puente a la web de nuestra competencia.

La experiencia que debe percibir el consumidor de nuestra empresa debe ser integral: si abre nuestras campañas de eMail desde el móvil, éstas deben estar perfectamente optimizadas para su correcta visualización y conversión desde móvil. Al ser redirigido a nuestra página web, ésta debe cumplir los mismos requisitos.

Al mismo tiempo es necesario tener en cuenta los usos que damos a cada dispositivo y adaptar las funcionalidades con este fin. Por ejemplo, la llamada puede no ser una prioridad en un ordenador o tablet, pero sí lo es en un móvil donde es necesario que el usuario pueda usar la funcionalidad de forma inmediata.

Conclusión: el usuario ya no utiliza un único dispositivo para conectarse a internet ni lo hace a unas determinadas horas. La navegación y consulta de contenidos se produce en cualquier lugar y mediante una diversidad de dispositivos.

Es obligatorio adaptar nuestros contenidos y herramientas comerciales a todos los dispositivos para ofrecer al usuario una experiencia coherente e integral. No olvidemos que el usuario es cada vez más exigente y tiene una variedad de opciones a golpe de clic. Y sobre todo, no olvidemos que Google lleva tiempo recomendando oficialmente la adaptabilidad de las webs… por alguna cosa será.

Compartir