Queremos enseñarte qué pueden aportarle las redes sociales a tu empresa y darte las claves para llevar a cabo una exitosa estrategia con resultados medibles.

¿Qué espero conseguir con mi presencia en las redes sociales? La presencia debe estar motivada siempre por un objetivo. Desembarcar en redes sociales sin un objetivo claro es como empezar un camino sin tener un destino.

¿A qué público me dirijo? Debes conocer a tu público objetivo y saber en qué canales se mueve. No es lo mismo Facebook que LinkedIn. Debes saber qué redes son más indicadas para una empresa como la tuya.

¿Qué tipo de publicaciones debo hacer en redes sociales? ¿Con qué periodicidad? Deberías preguntarte primero…¿tengo algo que contarle a mi audiencia? El tipo de publicaciones que hagas dependerán de los recursos de los que dispongas.

¿Eres capaz de crear tu propio contenido o compartirás contenidos de terceros? Sea cual sea tu estrategia, ten claro qué quieres transmitir y cuál será el plan de contenidos.

Y por último, ¿estar en las redes sociales me ayudará a vender? Es la “pregunta del millón” que plantean muchos responsables de PYMEs.

Obviamente las redes sociales deben ayudarte a vender, pero esto no significa que las redes sociales tengan que ser utilizadas para la venta “pura y dura”.

Todo suma y todo aporta a la percepción que tienen nuestros clientes potenciales, pero nadie quiere ser “spameado” en redes sociales con ofertas y promociones.

Te invitamos a que conozcas nuestra forma de enfocar las redes sociales.

Las redes sociales en tu empresa

Para qué sirven las redes sociales y qué puede obtener mi empresa de ellas

Nadie pone en duda que las redes sociales se han convertido en una nueva forma de comunicación implantada en el día a día de todos nosotros en mayor o menor medida.

¿Qué pueden aportarle las redes sociales a tu empresa? INTERACCIÓN en mayúsculas con tu público objetivo. Nunca antes las empresas habían tenido a su alcance la oportunidad de relacionarse de forma interactiva con su público objetivo.

Tu público objetivo está ahí, aprovecha la oportunidad para relacionarte con él. Pero no cometas el error de pensar que estás en una “visita comercial” cada vez que te diriges a él. Las redes sociales requieren otro tipo de acercamiento.

App Store Optimization

Todas, repetimos, todas las empresas con independencia de su sector o tipología, pueden obtener beneficios de su presencia en redes sociales. Pero no todas las redes sociales son idóneas para todas las tipologías de empresa ni mediante las mismas estrategias. Como nos gusta decir en Tesubi: “No todo sirve para todos ni en la misma medida”.

Entonces, ¿por qué la mayoría de empresas no están satisfechas con el rendimiento que obtienen de su presencia en redes sociales? Sencillamente porque la mayoría de ellas no destinan los recursos necesarios y basan su estrategia en la improvisación y las probaturas constantes.

Es imprescindible basar nuestra presencia en redes sociales en un objetivo concreto, empezar por un estudio previo de nuestro público objetivo y de lo que éste espera encontrar en cada red social, realizar un estudio de la presencia de nuestra competencia en redes sociales y trazar un plan de contenidos que se encuentre respaldado por los recursos necesarios para lograr nuestro objetivo.

Sobre tu estrategia

¿Para qué quiero estar en redes sociales?

Las redes sociales no tienen una única finalidad: branding, fidelización de clientes, atracción del interés de clientes potenciales, atención al cliente, promoción de nuevos productos o servicios, etc.

Define el objetivo de tu estrategia. Escoge uno y diseña tu estrategia en torno a él. No es realista pretender abarcar todos los objetivos en las redes sociales al mismo tiempo, como dice el dicho “quien mucho abarca poco aprieta”.

Y no, aumentar tus ventas no es un objetivo en redes sociales. Las redes sociales pueden ayudarte a vender más y mejor, pero nunca debes plantear tu presencia en ellas con la obsesión de vender. Existen otros canales más indicados para ello.

¿Tengo algo que contar?

Si la respuesta es sí, tienes un tesoro. Aquellas empresas que son capaces de crear sus propios contenidos exclusivos y de calidad tienen la mitad del camino al éxito en redes sociales.

Por el contrario si no tienes capacidad para producir tus propios contenidos de calidad, no está todo perdido. Puedes compartir contenido de otros, mencionando a su autor, siempre y cuando tus publicaciones formen parte de un plan de contenidos que has trazado previamente.

Un plan de contenidos no es más que un calendario en el que distribuimos los contenidos que vamos a difundir en redes sociales y que se basan en las preferencias y necesidades observadas y que nuestro público objetivo demanda. Para crearlo te recomendamos elaborar un calendario semanal con las distintas publicaciones programadas.

Debes tener claro el mensaje que vas a transmitir en redes sociales y la imagen que quieres dar y ser coherente y consistente. Tener algo que contar también es saber cómo lo vas a contar.

Muchas empresas empiezan a publicar en redes sociales sin haber establecido previamente un plan de contenidos. Esto suele traducirse en un decrecimiento de la calidad y originalidad de los contenidos compartidos a medida que avanza el tiempo y la creatividad merma, llegando a compartir cualquier contenido simplemente por la obligación de compartir.

Una estrategia de contenidos te ayudará a escribir o compartir las publicaciones de forma alineada con tus objetivos.

segmentación de usuarios

¿Tengo claro a quién se lo voy a contar?

Es evidente que quieres contárselo a tu público objetivo: clientes y clientes potenciales. Pero, ¿sabes exactamente cómo es este público objetivo y qué espera de las empresas en redes sociales?

Para identificar el perfil de usuario idóneo para nuestra empresa debemos hacer una descripción detallada.

¿Son hombres o mujeres? ¿Solteros o casados? ¿Tienen hijos? ¿Qué rango de edad? ¿Qué hobbies y hábitos tienen? ¿Dónde viven? ¿Qué les preocupa? ¿Qué tipo de contenidos suelen consumir y en qué canales?

Cuanto mejor conozcamos a nuestro target y sus hábitos en redes sociales, más efectiva será nuestra estrategia. No basta con conocer quién es nuestro público objetivo, es imprescindible analizar cómo se desenvuelven en redes sociales y qué esperan de empresas como la nuestra.

Además, definir y conocer a nuestro público objetivo nos permitirá aspirar a una comunidad de seguidores en la que prima la calidad por encima de la cantidad.

¿Tengo claro dónde contarlo?¿En qué redes sociales debo estar?

El estudio del comportamiento de tu público objetivo en redes sociales y la tipología de tu empresa definirá en qué canales debes basar tu estrategia.

  • Facebook: empresas o instituciones que ofrecen servicios relacionados con la vertiente más social y empresas que venden productos de gran consumo.
  • Twitter: cualquier tipo de empresa o institución que pueda compartir contenido de forma constante.
  • Instagram: empresas que puedan dar a conocer sus servicios, productos o día a día de forma visual.
  • LinkedIn: empresas e instituciones que pretendan establecer relaciones profesionales. Especial importancia de las empresas B2B.
  • Pinterest: empresas que puedan dar a conocer sus productos y servicios de forma visual.
  • Google+: empresas que aspiren a optimizar su posicionamiento orgánico.

Optimiza tu tiempo y energía en aquellas redes sociales en las que puedas obtener un mejor resultado. No tiene ningún sentido tener presencia activa en redes sociales donde no vamos a obtener interacción.

¿Cantidad o calidad?

¿Apariencia o realidad? Ambas preguntas guardan una estrecha relación entre ellas. No debemos obsesionarnos con el volumen de nuestra comunidad de seguidores. Es evidente que el número de seguidores es un indicador capital en la estrategia, pero siempre debemos primar la calidad de la comunidad por encima de la cantidad.

¿De qué nos sirve tener miles de seguidores si éstos nunca van a convertirse en nuestros clientes? No nos sirve de nada. Solo para aparentar una envergadura irreal, para engañarnos a nosotros mismos.

¿Qué recursos destinaré?

¿Están en concordancia con los objetivos ?

No esperes resultados sin destinar los recursos necesarios. Es así de sencillo. Si queremos resultados, deberemos ser consecuentes con los recursos dedicados.

Muchas empresas, después de haber dedicado mínimos esfuerzos, concluyen que las redes sociales no sirven para su empresa o sector, cuando la realidad es que no han sido capaces de dedicarle los esfuerzos necesarios.

¿Quién gestionará tu presencia en redes sociales? Ser un usuario activo en redes sociales no implica ser un buen gestor de empresas en redes sociales. Al mismo tiempo, la presencia en redes sociales no debería ser responsabilidad exclusiva de la persona designada para su gestión. Las empresas que consiguen una implicación mayor de trabajadores y departamentos son siempre las más exitosas.

¿Qué esperan mis seguidores ?

Los usuarios esperan de las empresas en redes sociales que éstas les aporten valor. Recordemos que la gente está en Facebook, Twitter, Instagram etc. para socializarse e interactuar, no para ser bombardeada con promociones o mensajes comerciales. En el caso de LinkedIn, por su marcado carácter profesional, esta aportación de valor es, si cabe, más importante.

Muchas empresas caen en el error de compartir exactamente los mismos contenidos y tener el mismo enfoque en todas las redes sociales con independencia de las particularidades de cada una. Cada red social requiere un enfoque específico.

¿Qué está haciendo mi competencia?

¿Te imaginas tener una cámara oculta para ver la forma en la que se relaciona tu competencia con sus clientes? Pues esto es exactamente lo que puedes hacer en redes sociales: observar a tu competencia, ver cómo se relaciona con vuestro público objetivo y analizar qué les está funcionando y que no.

Estudiar a tu competencia te servirá para definir tu estrategia en las redes sociales. No es necesario “reinventar la rueda”; si algo funciona en tu competencia intenta aplicarlo mejorándolo.

¿Qué redes sociales utilizan? ¿Qué tipo de publicaciones suscitan mayor interés? ¿Cómo interactúan con sus fans?

 Las redes sociales en cifras

  • España cuenta con 17 millones de usuarios activos en Redes Sociales.
  • Se estima que, en 2018, los usuarios mundiales en las Redes Sociales duplicarán la audiencia que había en 2011 (2.440 millones vs. 1.220 millones).
  • Una cuarta parte de los usuarios pasa entre 30 minutos y 1 hora al día navegando por las Redes Sociales.
  • La mitad de los usuarios ya accede a las redes sociales desde móvil.
  • 9 de cada 10 usuarios siguen a una marca en las Redes Sociales y el 38 % lo hace con mucha frecuencia.
  • El 70% de usuarios afirman que las Redes Sociales influyen en el proceso de compra.

    Facebook

  • 1.44 billones de usuarios activos.
  • Los usuarios están una media de 21 minutos dentro de la red social consumiendo contenidos.
  • La mitad de todos los usuarios de Facebook visualiza, al menos, un video al día.

Twitter

  • 270 millones de usuarios activos.
  • Cada día se envían 500 millones de tweets.
  • El 47% de los seguidores están abiertos a visitar la página web de la marca.

 Instagram

  • Más de 300 millones de usuarios activos.
  • Cada día se suben 70 millones de fotos nuevas.
  • Cada día se generan 2.5 billones de “me gusta” en contenidos de Instagram.

¿Las redes sociales me ayudarán a vender?

Las redes sociales son un canal de recomendación, atracción y fidelización

El enfoque principal en las redes sociales no debe ser nunca buscar la venta directa. Debemos centrarnos en atraer la atención de nuestro público objetivo, ofrecerles valor y transmitirles confianza y credibilidad. Si somos capaces de ello, tendremos mayores probabilidades de cerrar nuevas ventas o ventas cruzadas, pero éstas ocurrirán siempre fuera de las redes sociales.

Al mismo tiempo, debemos fomentar la interacción con nuestros clientes actuales para atender a sus necesidades con rapidez y eficiencia, y adecuando nuestro tono a la red social en la que nos encontremos.

¿Por qué las redes sociales no sirven para vender directamente?

Como hemos dicho antes, los usuarios esperan de las empresas en redes sociales que éstas les aporten valor. Recordemos que la gente está en Facebook, Twitter, Instagram etc. para socializarse e interactuar, no para ser bombardeada con promociones o mensajes comerciales. En el caso de LinkedIn, todo y su marcado carácter profesional, esta aportación de valor es, si cabe, más importante.

Estrategia ASO

Entonces, ¿cómo pueden ayudarme las redes sociales a vender?

En primer lugar las redes sociales te permitirán estar donde está tu público objetivo. Desde ahí, si eres capaz de atraer su atención, ya has dado el primer paso dado. El segundo paso deberá ser, establecerte como una referencia en tu sector a ojos de tu público objetivo. A partir de ese momento, estarás en una posición privilegiada en el subconsciente del consumidor para el momento en que éste decida pasar a la acción y comprar un producto o contratar un servicio como el tuyo.

Las redes sociales son un canal idóneo para ayudar a los clientes a tomar mejores decisiones de compra. Los usuarios se encuentran más receptivos y demandan contenidos de calidad (no corporativos) que pueden situar indirectamente a tu empresa en su punto de mira.

¿Parece sencillo no? ¿Entonces por qué solo una minoría de empresas considera que su presencia en redes sociales les ayuda a vender? Porque solo esa minoría se centra verdaderamente en aportarle valor al usuario, dejando a un lado su obsesión comercial. Esa misma minoría es la que dedica los recursos necesarios y lo hace de forma constante y consistente.

 La importancia de la analítica en redes sociales

 Nos hemos marcado unos objetivos, hemos desarrollado una estrategia y nuestra presencia en redes sociales ya está en marcha. Pasemos a medir la eficacia de nuestras acciones.

Analizar nuestra presencia en redes sociales nos servirá para saber si nuestra estrategia está en línea con los objetivos que nos hemos marcado previamente. El trabajo de monitorización y análisis debe hacerse diariamente. Una buena analítica no solo nos mostrará indicaciones sobre como actuar en redes sociales, sino que nos puede ayudar en otros aspectos como el SEO on site, o el SEM.

Qué métricas utilizamos para medir la eficacia en las Redes Sociales

Como decía Einstein: No todo lo que se puede contar cuenta ni cuenta todo lo que se puede contar”

Nos valemos de esta frase para escenificar que, en redes sociales hay aspectos que son intangibles, y otros que, todo y ser medibles, no aportan conclusiones objetivas.

Al mismo tiempo, la analítica actual, habiendo mejorado exponencialmente, sigue teniendo fisuras evidentes: ¿Qué pasa con aquellos usuarios que me conocieron por redes sociales pero que accedieron por primera vez a mi web escribiéndo directamente la URL en el navegador? Google los cuenta como tráfico directo pero en realidad no lo es, es tráfico que proviene de redes sociales.

Existe un punto intermedio entre el valor intangible de la presencia en redes sociales y la posibilidad de analítica. Debemos definir unos indicadores de seguimiento que sean objetivamente medibles para poder analizar la evolución de nuestra estrategia.

Estos indicadores deberán cumplir cinco características denominadas SMART (específico, medible, alcanzable, relevante y escalado en el tiempo).

Un cuadro de mandos simple para la estrategia de redes sociales de una PYME

cuadro de mando social media

Compartir