El emailing es una de las herramientas de marketing más usadas. Agencias de Marketing y Empresas privadas utilizan este sistema a diario para captar leads. La prueba de ello, esta en tu buzón de entrada… ¿O es que acaso no recibes a diario decenas de emails intentando venderte un producto o servicio?

¿Consiguen el email marketing captar la atención y despertar el interés de su receptor? Como toda estrategia dentro de marketing online, una estrategia de mailing será un buen vehículo para llegar a tu público siempre que sea debidamente ideada y ejecutada. Antes de desarrollar estrategias más complejas, deberías centrarte en saber cómo utilizar correctamente esta herramienta, optimizando su potencial desde el minuto cero.

Entonces, ¿cómo desarrollar una estrategia de email marketing efectiva? Si bien no existe una fórmula universal, puesto que cada negocio es único, sí podemos ofrecerte algunas indicaciones sobre cómo gestionar una campaña de email marketing.

¿Qué es el email marketing?

El email marketing es una técnica de marketing digital que utiliza el correo electrónico como medio de comunicación, con la autorización previa por parte de las personas que lo reciben.

Todo se reduce al envío de boletines electrónicos, con una estrategia sólida detrás que los avale. Hay quién cree que está pasado de moda, muerto y que, además, tampoco funciona. Lo cierto es que el mailing está más vivo que nunca.

Si piensas en el usuario primero y lo haces de la forma correcta, descubrirás que es tremendamente eficaz para hacer crecer tu negocio.

¿Por qué realizar email marketing?

El email marketing te proporciona múltiples beneficios:

  • Va a parar directamente a la bandeja de entrada del correo electrónico de tu cliente, que suele revisarla de forma constante.
  • Es el canal de comunicación online con un mayor ROI (retorno de la inversión).
  • Es efectivo, como herramienta de comunicación y marketing, permitiendo fidelizar a tus clientes.
  • Permite segmentar tu base de datos de forma sencilla y así enviar emails a un target más concreto.
  • Es flexible, dado que permite diferentes formatos de texto, imágenes, vídeos, etc.
  • Facilita la interacción entre tu empresa y tus clientes, dado que la respuesta a un email abre las vías de diálogo.
  • Es comunicación directa, recibida por un cliente realmente interesado en tu empresa y en tus productos o servicios.
  • Es personalizado, pudiendo crear mensajes específicos a las personas a las cuales quieres dirigirte.
  • Es medible, existiendo herramientas que te aportan un seguimiento detallado y a tiempo real.
  • Es una técnica no intrusiva, pues los usuarios recibirán tus emails habiendo autorizado previamente el uso de sus datos. No obstante, este hecho no implica que puedas bombardearlos con emails constantemente.

porque email marketing

¿Cómo hacer email marketing efectivo?

Si dispones de una lista de suscriptores en expansión, ¿a qué estás esperando para sacarle provecho? Una de las formas más eficaces de estar en contacto con tu público es el email. Pero no vale cualquier email. Para que un email sea efectivo necesita:

1. Evitar ser clasificado como spam

Los gestores de correo tienen una serie de normas para clasificar el correo como spam. Para que tu email no sea considerado como spam, debes tener en cuenta:

  • Evitar enviar archivos adjuntos
  • Evitar el lenguaje html y links dentro del mail
  • No usar demasiados colores ni diferentes tipografías
  • Enviar los correos desde un servidor autorizado por SPF (convenio contra la falsificación de direcciones en el envío)
  • No bombardear con envíos a la misma dirección en un corto periodo de tiempo
  • Evitar palabras como “oferta” “promoción” o “publicidad” y el uso de exclamaciones e interrogaciones
  • Evitar el abuso de imágenes en el contenido del email

2. Asegúrate de ser visto en la bandeja de entrada

El momento del día en el que decidas realizar el envío, es crucial para que tu email sea leído. Aunque cada mercado y cada negocio tienen sus particularidades, generalmente el momento óptimo son los martes o los jueves a primera hora de la mañana (entre las 6 y las 9 am). Los martes, después de haber pasado la avalancha de temas del lunes y, el jueves, próximo al fin de semana. A primera hora de la mañana, asegurando el tiro en cuanto tu destinatario llega a la oficina, antes de que su bandeja de entrada se llene de correos.

3. El destinatario tiene que abrir tu mail

Debido al fenómeno del spam, es difícil llegar al público y provocar una determinada respuesta por su parte. Pero difícil no implica imposible. El éxito radica en la originalidad. ¿La clave? La línea del asunto. Debes motivar al destinatario a abrir el correo mediante un asunto atractivo, directamente relacionado con el contenido que va a encontrar en el email.

El asunto debe ser breve, descriptivo, fácil de leer y, no menos importante, debe apelar a la curiosidad. Puedes acompañar el texto del asunto con un emoticono relativo al tema del que trata el email, destacando así entre el resto de correos de la bandeja de entrada. Tal como hemos mencionado anteriormente, evita expresiones excesivamente publicitarias como “oportunidad” u “oferta”, para no ser marcado como spam. En su lugar, a modo de llamada a la acción, puedes usar verbos formulados en imperativo.

4. El destinatario tiene que leer tu mail

Si has conseguido que el destinatario abra tu email, ya tienes la mitad del trabajo hecho. Para que el email obtenga el objetivo previamente marcado (conseguir nuevos clientes, fidelizar a los que ya tienes, lanzar una promoción, etc.) el contenido debe ser igual de atractivo que el asunto. Por ello, debe ser breve y directo, equilibrando los bloques de texto con imágenes impactantes.

Deja clara la acción que esperas por parte del receptor y facilítale el proceso al máximo. Por ejemplo, si estás lanzando un emailing informativo y quieres redirigir tráfico a tu sitio web, puedes utilizar llamadas a la acción del tipo “Leer más” o “Más información”. Si lo que estás buscando son registros respecto los productos o servicios que ofreces en el email, recurre a call to actions como “Reserva ahora” o “Lo quiero”, que redirijan a un formulario web.

En todo momento, usa el lenguaje de tu público objetivo para conseguir conectar con él, evitando el abuso de un lenguaje más comercial y publicitario. Tu email pasa por una verdadera carrera de obstáculos a superar. En este sentido, no te recomendamos abusar del emailing, pues puedes llegar a cansar a tus suscriptores y retroceder en todos los obstáculos que hayas superado. Úsalo sólo cuando tengas algo relevante que anunciar. Y recuerda ofrecer siempre la posibilidad de darse de baja de la lista, en caso que alguien deje de estar interesado en recibir más tus emails.

¿Cuáles son los pasos indispensables en el email marketing?

Los 13 pasos que debes seguir para triunfar con tu campaña de email marketing son:

  1. Definir el objetivo de la campaña y el buyer persona que va a recibir el correo
  2. Establecer una frecuencia y ser constante
  3. Utilizar una herramienta para el envío de campañas
  4. Hacer mailing responsive
  5. Crear contenido relevante
  6. Elegir un buen asunto de mensaje
  7. Redactar mensajes convincentes
  8. Incluir llamadas a la acción
  9. Facilitar la compartición
  10. Dar opción para que los usuarios se den de baja
  11. Realizar un envío de prueba
  12. Analizar los resultados después de los envíos
  13. Redefinir y optimizar

Define el objetivo de tus campañas y tu público objetivo

Lo primero, es tener claro y marcado el objetivo de tus campañas de email marketing, así como cuál es el público objetivo. El valor más importante de la campaña de email marketing es la base de datos. Cuando dispongas de una base de datos significativa, deberás organizarla segmentándola por listas y, probablemente, según el objetivo de cada campaña. Increméntala y depúrala después de cada lanzamiento.

Establece una frecuencia y sé constante

Planifica tus envíos, decide la periodicidad con la que los realizarás. La línea entre pasarse y no llegar respecto a la frecuencia, es fina. Es importante que seas organizado y constante con tus envíos. Faltar a la periodicidad de tu newsletter sería como no aparecer en una cinta con tu cliente. Al final, acabará olvidando tu contenido y no querrá saber nada más de ti.

Utiliza una herramienta que facilite tus campañas

Existe una gran variedad de herramientas que podrán ayudarte en la ejecución y medición de tus campañas, tales como MailChimp. Ofrece versión gratis y está preparada para facilitar tus envíos, crear boletines mediante plantillas y analizar debidamente el resultado de tus campañas gracias al seguimiento a tiempo real de la campaña que pone a tu disposición.

Elabora un diseño responsive

Estamos permanentemente conectados, desde diferentes dispositivos. Ya no solo debes tener en cuenta que tu email se vea correctamente desde el ordenador de escritorio y el portátil, sino también desde la Tablet y el móvil. Utiliza templates y realiza un diseño responsive para obtener el mayor alcance posible en el lanzamiento de tu campaña de emailing. En definitiva, sé mobile friendly.

Crea el contenido de tu campaña

Aunque sea tentador enviar promociones e información sobre los productos o servicios que ofreces, debes combinarlo con el envío de contenido útil y de valor. Piensa en el usuario, en tu público objetivo. Lo ideal es un 80% de contenido de valor y un 20% promocional. Como todo lo que hagas online, debe aportar valor a tu público objetivo. En el momento en que no lo haga, perderás la credibilidad de tu audiencia. Por lo tanto, asegúrate de que cada envío ayude a tu público. Ayúdale primero, para venderle después.

Elige un buen asunto de mensaje

La primera impresión parece lo que es. El receptor te juzgará por ella. Atrae su atención con un asunto breve y atractivo con un asunto que tenga  “gancho”. De alguna manera, la línea de asunto es la principal arma que tienes para que tu cliente abra o no el mail. Por eso, tienes que trabajar en un copy que realmente le llegue al corazón y le mueva a hacer click sobre tu mensaje. Apela a sus sentimientos, dile algo que le guste, se incisivo… En fin, tú sabrás mejor que yo que es lo que funciona con tu público objetivo.

Redacta un mensaje convincente

El cuerpo de texto de tu email es crítico. Ve al grano con un mensaje atractivo, noticias impactantes relacionadas con el producto o servicio que ofreces u ofertas especiales. El contenido debe ser relevante para tu audiencia. Coloca las partes más importantes de tu mensaje en los primeros párrafos. Puedes hacer un listado por puntos para facilitar su lectura y añadir aspectos con cierto sentido de urgencia con material promocional. Intenta encontrar el equilibrio entre la imagen y el texto.

Incluye una llamada a la acción

OlviÍdate de la llamada a la acción es la manera más tonta de reducir tus posibilidades de venta con tu email marketing. Utiliza palabras que insten al receptor a actuar de forma inmediata, según el objetivo que persigues con la campaña. Mi consejo personal es que utilices verbos en imperativo y frases cortas (2 ó 3 palabras). Si pones los CTA con forma de botón multiplicarás las posibilidades de venta.

cta para mailing

Facilita herramientas para compartir

Ofrece a tus suscriptores una opción para compartir el correo o la campaña que han recibido, como por ejemplo mediante las redes sociales, maximizando así la visibilidad de tu negocio; además de incluir tu información de contacto. Recuerda que el boca-oreja, la recomendación de otros usuarios, es una de las armas más poderosas que tienes a tu disposición si sabes cómo usarlas.

Incluye siempre un enlace para darse de baja

Evita retener y aburrir a los usuarios que no estén interesados en tus mensajes. Ofréceles una forma fácil y rápida de darse de baja de tu lista. Por ley, es obligatorio que respetes todas las peticiones para cancelar la suscripción.

Realiza un envío de prueba

Antes de apretar el gatillo, envíate el email a ti mismo para comprobar que todo está correcto. Una sencilla prueba te ayudará a evitar posibles errores ortográficos o de diseño. Más vale prevenir que curar, prueba constantemente para conseguir optimizar tus campañas.

Analiza los resultados

Pregúntate a ti mismo qué has aprendido del lanzamiento de la campaña de emailing. ¿Qué es lo que ha funcionado y lo que no? Analiza el open rate, el Click Through Ratio (CTR), los rebotes y el número de usuarios que han decidido salir de tu lista. ¿Has conseguido los resultados deseados? ¿Qué hacer para mejorar las respuestas y conseguir mejores resultados? Prueba, prueba y prueba.

Redefine y optimiza

Nunca dejes de probar e intentar mejorar. Si quieres aumentar los resultados de tus envíos, tienes que realizar más pruebas. ¿Qué hacer para seguir probando? Por ejemplo, un test A/B. Ésta es una prueba comparativa entre dos variantes que te permitirá analizar cuál de las dos opciones es más efectiva, más adecuada para tus objetivos y marcar así la diferencia.

Es una herramienta para incrementar la efectividad de tus campañas de emailing. Te permite conocer, de entre las dos versiones, cuál obtiene una tasa de aperturas mayor y la creatividad que consigue más clics. Es importante tener en cuenta que si las dos versiones son totalmente distintas entre sí, será más complicado saber cuáles son los elementos que marcan la diferencia y logran aumentar la tasa de apertura y/o clics.

Deberás definir el umbral, el porcentaje de aperturas o clics mínimo para realizar el envío de la opción ganadora al resto de la lista de suscriptores. Recuerda que una campaña de emailing exitosa depende, en gran medida, de probar, probar y probar. La diferencia radica en los cambios casi imperceptibles. Así que sigue perfeccionando siempre tu propuesta, aprendiendo de tus experiencias previas.

Al final, lo importante es la planificación estratégica. Piensa en el usuario y segmenta. Como en cualquier acción de marketing digital, la tecnología no nos sirve si no va de la mano de contenido de valor. Ayúdale para venderle después y convierte a tus receptores en clientes fieles. Implementa una estrategia de email marketing efectiva y lleva tu estrategia digital al siguiente nivel.

Compartir