Entendemos por conversiones en Marketing Digital cuando logramos que un usuario realice una acción deseada por parte de la marca. Es decir, la conversión es el momento en el que el usuario realiza la acción clave hacia la que le hemos inducido con nuestra estrategia.

Bien sea recomendar una publicación, rellenar un formulario de contacto o añadir al carrito un producto de la tienda online… El objetivo de una estrategia de marketing digital es lograr influir en el usuario

El objetivo de una estrategia de marketing digital es lograr influir en el usuario. 

5 Puntos clave para mejorar la eficacia en tus conversiones en Marketing Digital

Está claro que las conversiones en marketing digital son un punto fundamental en tu estrategia. Pero, ¿cómo conseguir el máximo número de conversiones? ¿Cómo saber si estoy explotando todo mi potencial?

Para saber si estás aprovechando todas tus capacidades en tu estrategia de marketing online, puede resultarte útil revisar algunos puntos para mejorar tu tasa de conversión.

1. Página web responsive 

En la actualidad, los dispositivos móviles representan aproximadamente la mitad del tráfico web en todo el mundo. Por ello, es muy importante que tu web ofrezca una experiencia mobile óptima. 

A nadie le sorprende saber que los usuarios pasan más tiempo conectados vía móvil que a través de un ordenador. De hecho, si ahora mismo estás en el metro, autobús o en una sala de espera, haz la prueba y mira a tu alrededor. Posiblemente, te encuentres a más de uno/a con el teléfono en las manos.

El diseño de la versión mobile, el tiempo de carga y la UX responsive se deben tener muy en cuenta si se quieren conseguir conversiones en una estrategia digital. Por ello, Google ha desarrollado AMP (Accelerated Mobile Pages)

Se trata de una funcionalidad en el desarrollo web que tiene por objetivo mejorar la velocidad de carga a través de dispositivos mobile. En este tipo de páginas se omiten algunos contenidos complementarios que puedan ser más pesados y ralentizar su carga. 

Si tu web no dispone de una versión AMP, ya tienes un nuevo punto de optimización para mejorar tu tasa de conversión. Puedes evaluar tu velocidad de carga en Google Page Speed.

2. Propuesta de valor clara

Para que los usuarios conviertan es muy importante reflejar una propuesta de valor clara. Tu propuesta de valor debe mostrarles cómo tu marca va a satisfacer la necesidad que puedan tener. 

¿Qué es la propuesta de valor? Consiste en una guía rápida sobre lo que ofrece la empresa. Con la propuesta de valor conseguimos diferenciarnos de la competencia y explicar qué beneficio obtendrá el usuario con nosotros.

Las empresas que tienen una propuesta de valor trabajada consiguen que sus productos y servicios sean más atractivos para sus clientes potenciales y, por lo tanto, consiguen una mayor conversión.

Según apuntan desde Invesp, una propuesta de valor adecuada puede aumentar la tasa de conversión en un 90%.

3. Público objetivo

Es un error muy común querer impactar a un público demasiado amplio sin hacer distinciones.

La segmentación es la clave, ya que no todos somos iguales. Si queremos obtener buenos resultados, es necesario agrupar a nuestros usuarios en función de características comunes. El objetivo es ofrecerles un mensaje que se adapte a sus preferencias. 

Cuando definimos al público objetivo correctamente, además de mejorar las conversiones, reducimos los costes, optimizamos el tiempo, mejoramos el engagement y creamos vínculos duraderos. 

Para optimizar la tasa de conversión, necesitamos conocer a nuestro target y sus comportamientos. De esta forma podremos convertir a los usuarios en clientes. 

Aprovecha los datos cuantitativos y cualitativos que algunas herramientas como Google Analytics nos ofrecen para conocer a tu público objetivo: Sexo, edad, localización geográfica, dispositivos, compras, páginas vistas…

4. El Call To Action (CTA)

La llamada de acción, es un elemento que se coloca en cualquier parte de tu web (email marketing, redes sociales, canal de video, landing pages, etc) y su función es la de influir en el usuario a realizar una acción deseada.

No existe una receta específica para crear el CTA perfecto, pero sí existen algunas características comunes en la mayoría de llamadas de acción que te resultará útil repasar: 

  • claro, breve y conciso.
  • Ofrece una diferenciación visual.
  • Usa palabras directas que inviten a la acción (evita los rodeos).
  • Utiliza verbos en imperativo y preguntas taxativas (“solicita una demo”, “llama ahora”, “¿charlamos?”). 

5. Toma decisiones basadas en datos: 

No bases tu estrategia de marketing digital en corazonadas, suposiciones y conjeturas. Observa los datos y construye estrategias basándote en los mismos. Para tomar decisiones basadas en datos, es necesario que primero identifiques tus objetivos.

Una vez identificados, podrás empezar a construir una estrategia basándote en los mismos. Por último, define las métricas que necesitas para poder hacer un seguimiento y obtener la información que te ayudará a la hora de tomar decisiones.

Compartir