back-arrow

Equipo Duplo

·

Estrategia Digital

·

14 minutes (2801 palabras)

·

¿Cómo publicar en LinkedIn? 12 consejos de oro para sacar todo el partido a LinkedIn

En este post encontrarás los mejores consejos para publicar en LinkedIn. Si llevas tiempo queriendo potenciar tu presencia digital pero no tienes muy claro por dónde empezar descubrirás en estos 12 consejos sobre qué publicar en LinkedIn el mejor punto de partida.

¡Quiero mi eBook!

¿Cómo funciona el algoritmo de LinkedIn?

Antes de empezar, será oportuno entender cómo funciona el algoritmo de LinkedIn. Solo así, seremos capaces de crear un contenido pertinente y con garantías de éxito. Y es que, igual que pasa con google, LinkedIn funciona con un algoritmo que determina si el contenido publicado es relevante o no. Si tu objetivo es hacerte viral y tener una presencia digital reputada, es imprescindible que conozcas el funcionamiento del algoritmo de LinkedIn:

  1. Inmediatamente después de la publicación de un post, el algoritmo de LinkedIn  testea la calidad del contenido mostrándolo a una cuota reducida de usuarios (generalmente, forman parte de la propia red de contactos del perfil que ha publicado el post). 
  2. En base a las reacciones de este reducido grupo, LinkedIn otorga una cualificación de calidad al post. Si el contenido registra un buen número de reacciones y resulta pertinente, la calificación será alta. Si, por el contrario, el contenido no es relevante o, incluso, resulta ofensivo, será evaluado por editores humanos que decidirán si lo censuran, si lo ignoran, o bien si le dan una segunda oportunidad.
  3. Si el contenido supera los mínimos estándares de calidad, el algoritmo relanza el post a una cuota de usuarios mayor (nuevas conexiones, conexiones de seguidores, seguidores de un hashtag, miembros de un grupo…) y vuelve a reevaluar su relevancia.
  4. Si el contenido supera esta segunda criba es entonces cuando el post se vuelve viral
Algoritmo de LinkedIn

12 Consejos para publicar en Linkedin 

¿Te acuerdas de cuando empezaste a conducir? Apuesto a que, antes de sentarte detrás del volante, en la autoescuela, te obligaron a hacer algunas clases teóricas. Y es que, es imposible que aprendas a conducir de manera segura sin haber tenido antes un mínimo conocimiento teórico. 

Con LinkedIn, pasa algo similar. Antes de poner en marcha tu estrategia de contenidos, te proponemos que pases antes por nuestra “autoescuela” digital y leas con atención estos 12 consejos para publicar en LinkedIn.

1. Optimiza tu perfil de LinkedIn

¿Sabías que sólo la mitad de los perfiles de LinkedIn están 100% completos?  Optimizar el Perfil de LinkedIn no es un tema menor. El éxito de tus publicaciones depende, en gran medida, de cuán trabajado tengas tu perfil profesional.  

¿Por qué? El algoritmo de LinkedIn prioriza aquellas publicaciones realizadas por perfiles que están completamente optimizados. Igual que ocurre con Google, el algoritmo de LinkedIn está programado para asegurar que muestra aquellas publicaciones más relevantes para los usuarios.

Para asegurar que una publicación es relevante, los robots investigan si el perfil que publica está optimizado

Para asegurar que una publicación es pertinente y relevante, los robots que escogen las publicaciones que se muestran en el muro de LinkedIn, investigan, entre otras cosas, si el perfil que publica está optimizado y tiene buena reputación. 

Para medir la reputación de un perfil de LinkedIn utiliza el indicador Social Selling Index. Se trata de un indicador que puntúa de 0 a 100 la capacidad que tiene un determinado perfil para influenciar a la comunidad. 

Entre los factores que contempla el SSI, se encuentra la calidad de tu comunidad, las interacciones realizadas y, obviamente, el grado de optimización del perfil. Si quieres saber cuál es tu SSI de LinkedIn haz click en el siguiente enlace.

2. Escoge un área para especializarte 

Si, ahora mismo, te preguntase, “¿en qué es bueno Rafa Nadal?”, seguramente me responderías: “jugando al tenis”. Y sí, es evidente que estarías en lo cierto. Pero yo también estaría en lo cierto si te respondiera que “jugando al tenis” hay muchos que son buenos. 

Hay mucha gente que es buena “jugando al tenis”. Por lo que, para saber realmente en lo que es bueno Rafa Nadal, necesitamos respuestas más precisas (como “golpeando de revés”, “teniendo una mentalidad ganadora” o “compitiendo en tierra batida”).

Si ahora te pregunto a ti, en qué eres bueno/a, ¿qué me responderías? No vale responder vaguedades genéricas  -como “docencia”, “arquitectura” o “marketing digital”- en las que hay miles de profesionales destacando. 

Necesitas encontrar aquella especialidad en la que brillas 

Necesitas encontrar aquella especialidad en la que brillas especialmente (por ejemplo, “tutorías con madres y padres”, “desarrollo de renders de edificios” o “elaborando estrategia digital para pymes”).

¡Quiero mi eBook!

Una vez encuentres cuál es tu don, debes optimizar tu perfil en base a tu especialidad y elaborar un plan de contenidos en el que puedas compartir contenido de valor a tu audiencia en tu área del saber. 

3. Construye tu personal branding en LinkedIn

Piensa en algunos adjetivos para definir a la marca Apple. ¿Lo tienes? Seguro que te han venido a la mente conceptos como Tecnología, Exclusividad, Diseño, Prestaciones, Experiencia… Eso ocurre porque Apple ha puesto muchos esfuerzos en trabajar su reputación de marca de tal manera que los usuarios relacionen su compañía con esos valores. 

Es lo que se conoce como Branding y nosotros queremos que ocurra lo mismo cuando alguien aterrice en uno de nuestros contenidos. En el caso del branding de las personas, esta experiencia se conoce como personal branding o marca personal. 

Según apuntan en un artículo de Hubspot, la marca personal es “la percepción o impresión ampliamente reconocida y, en gran medida uniforme, de un individuo en función de su experiencia, competencias, acciones o logros dentro de una comunidad, industria o mercado en general.”

En LinkedIn, este esfuerzo pasa por ser capaz de proporcionar una experiencia única a tus usuarios.  Para trabajar el personal branding de tu perfil de LinkedIn necesitarás:

  1. Identificar qué valores quieres asociar a tu marca.
  2. Identificar de qué manera comunicativa quieres explicar esos valores (tono de tus publicaciones, fuentes que referencias, estilo de tu contenido)
  3. Escoger tu imagen de marca (desde los colores que van a tener las creatividades de tus publicaciones hasta los hashtags que vas a utilizar)
  4. Ser consistente con tu marca.

4. Crea conexiones pertinentes

A LinkedIn no le importa cuantos contactos tengas. Le importa si tus contactos son adecuados para tu especialidad. Como decíamos anteriormente, el algoritmo premia la relevancia de tus publicaciones  y eso implica ser significativo para alguien. Es decir, que tu contenido le interesa a la audiencia a la que estás impactando. 

El debate no es la cantidad, es la calidad. Según publican en este artículo de LinkedIn Insights “solo se necesita un puñado de personas para comenzar a rodar la bola de participación” ya que solo si tienes seguidores que se sientan a gusto con el contenido que publicas podrás conseguir  “que regularmente reaccionen, comenten y compartan tu contenido”.

Es decir, el algoritmo mide las reacciones generadas por tu comunidad durante los primeros minutos de la publicación. Si tu comunidad está desconectada de lo que publicas y, por tanto, no le interesa tu contenido, es difícil que logres generar reacciones.

Antes de aceptar a alguien, pregúntate: “¿Ese perfil reaccionará ante alguno de mis contenidos?

Por eso, antes de aceptar a cualquiera a tu red de contactos  de LinkedIn, un buen consejo es revisar si el usuario que estás a punto de aceptar es pertinente para ti. Una buena manera de averiguarlo es preguntándote si crees que ese perfil reaccionaría ante un contenido tuyo.

5. Piensa en la legibilidad de tu contenido

Según publican en este artículo, los españoles pasamos al día 5 horas y 18 minutos conectados a internet. Si te paras a pensar, eso es mucho tiempo navegando por páginas web, leyendo cantidad de contenido y siendo impactado por multitud de anuncios.

El 11% de la tasa de conversión de un contenido depende de la legibilidad

El usuario quiere que le facilites la vida y eso pasa por presentar un contenido bien estructurado. Según apuntan desde Portent, aproximadamente el 11% de la tasa de conversión de un contenido depende de la legibilidad.

Para mejorar la legibilidad de un post en LinkedIn, proponemos:

  • Utiliza párrafos cortos
  • Escribe frases cortas
  • Ordena la información con sujeto verbo y predicado
  • Utiliza bullet points y otros elementos para estructurar la información (por ejemplo, emoticonos para LinkedIn)

6. Utiliza emoticonos en LinkedIn

¿Emojis en Linkedin? Aunque pueda parecer un recurso demasiado informal para este contexto, sí, es un buen consejo para publicar en LinkedIn el uso de emoticonos. Si bien es cierto que no hay ningún estudio empírico que demuestre la relación entre el uso de emojis en LinkedIn y el éxito de una publicación, sí está demostrado que el uso de emoticonos puede ayudar a mejorar la visibilidad.

En el envío de Newsletter, los emoticonos son una práctica muy extendida desde hace años. Según publican desde SEMRush, el uso de emoticonos aumenta en un 56% la tasa de CTOR (aperturas de un mail) ya que un mail con emoticonos resulta más llamativo e impactante que un texto plano.

¡Quiero mi eBook!

En otras palabras, el emoticono ayuda a diferenciar tu contenido del resto. Además, en ocasiones, los emoticonos pueden ser utilizados como llamadas a la acción. Por ejemplo:

  • 💬  puede incentivar a los usuarios a dejar un comentario
  • 👇 puede ayudar a los usuarios a seguir leyendo un contenido
  • ❤️ puede ayudar a los usuarios a dejar like en tu publicación

7. Utiliza la regla de la pirámide invertida

En todas las facultades de periodismo hay una lección imperdonable que se explica el primer día de clase: La regla de la pirámide invertida. Esta teoría invita a estructurar la información poniendo, en primer lugar -en el titular- la información más relevante (generalmente, se explica qué ha pasado).

Es por este motivo que, normalmente, los titulares de prensa suelen incluir la síntesis principal de lo que ha ocurrido. Incluyen datos impactantes, declaraciones lapidarias o un contenido que llame la atención y que invite al lector a seguir leyendo.

En el lead de la noticia (el primer párrafo) se desarrollan el resto de las “w” (el “quién, “dónde”, “por qué”) y, en el resto del artículo se desprende el resto de la información (el “cuándo” y “cómo”)

Esto se hacía antiguamente porque los periódicos se maquetaban de manera muy artesanal y cuando los maquetadores necesitaban reducir una noticia para cuadrar el diseño de la página del diario, recortaban las noticias por la parte final. 

LinkedIn solo deja previsualizar sin hacer click en ver más una frase de 25 palabras

Pues bien, en LinkedIn también tenemos limitaciones de espacio. En concreto, una publicación solo muestra 153 caracteres (unas 25 palabras).

Esto implica que  vas a tener solo una frase para conseguir captar la atención de tu usuario. Un buen consejo para publicar en LinkedIn es asegurarse de que esa frase va a captar la atención. A continuación, te proponemos algunos ejemplos:

Xavier Mitjana llamada a la acción LinkedIn
Ejemplo LinkedIn llamada a la acción
Neil Patel ejemplo de como aprovechar el espacio en LinkedIn

8. Se disruptivo y diferénciate

Decía Albert Eintein: “Si quieres resultados distintos, tendrás que dejar de hacer siempre lo mismo.” Este es también un buen consejo para publicar en LinkedIn.

¡Quiero mi eBook!

Por más másters y experiencias internacionales que tengas, en LinkedIn hay cientos de perfiles iguales o mejores que el tuyo. Si crees que, por tu trayectoria profesional, vas a conseguir automáticamente recomendaciones y comentarios en tus publicaciones,  siento decirte que no estás en lo cierto.

Plantéatelo así: cuando publicas en LinkedIn compites contra cientos de perfiles que, cómo tú, buscan interacción, recomendación y reputación para su perfil profesional. Tendrás que lograr diferenciarte del resto.

Para ello, resulta pertinente tratar de ser disruptivo y llamar la atención de los usuarios. Algunos consejos para lograrlo pueden ser:

  1. Incluye estadísticas y datos sorprendentes en la primera frase de la publicación
  2. Utiliza imágenes llamativas
  3. Haz preguntas evocadoras o interpela directamente al usuario
Lucas Amat ejemplo de interpelar directamente al usuario
Ibay Prieto ejemplo de ser diferente y disruptivo

9. Incluye elementos multimedia

Utilizar archivos multimedia (tales como imágenes, videos o gifs) en tus publicaciones puede ser una excelente manera para amplificar el alcance de tu contenido. Como ya hemos comentado en este post, uno de los factores decisivos para que el algoritmo de LinkedIn haga circular tu contenido es la relevancia.

Los usuarios de LinkedIn prefieren interactuar con aquellas publicaciones que tienen contenido multimedia. Según afirma un artículo de Hootsuite, las publicaciones que incluyen imágenes reciben el doble de comentarios que las publicaciones que son solo texto.

Los videos tienen cinco veces más de probabilidades de recibir comentarios

Del mismo modo, los videos tienen cinco veces más de probabilidades de recibir comentarios y, en general, los documentos audiovisuales tienen una ratio de engagement (entendiéndose aquí por engagement recomendaciones, reacciones y reproducciones) tres veces mayor que las publicaciones que sólo incluyen texto.

10. Interactúa con otros usuarios

Según el diccionario Cambridge, el término “Social Media” hace referencia a: “Webs y otras plataformas que permiten a las personas comunicarse y compartir información en internet a través del ordenador o del smartphone”.

En efecto, uno de los pilares fundamentales de una red social (en este caso, LinkedIn cabe dentro de esta definición) es la posibilidad de compartir información con otros usuarios. Es lo que en el entorno digital conocemos como interacción.

¿Cómo se hace una mención en LinkedIn? En el caso de LinkedIn, la interacción se realiza etiquetando directamente a un usuario o empresa registrado en la plataforma. Es tan sencillo como escribir “@” y, seguidamente, apuntar el nombre de la persona o empresa a la cual quieras hacer referencia.

Automáticamente, a la persona o empresa mencionada le llegará una notificación. Si se realiza de manera natural y resulta una mención pertinente es fácil que te respondan con un comentario o recomendación.

En caso de que consigas que eso ocurra, lograrás multiplicar tu alcance ya que los contactos de ese perfil o empresa a la que has mencionado y que, a su vez, te ha respondido, verán la respuesta en su feed.

Ejemplo interacción con otros usuarios LinkedIn

11. Utiliza llamadas a la acción

Uno de los mejores consejos para publicar en LinkedIn es el de interpelar a tu audiencia. Y es que, aunque pueda parecer una obviedad, una de las máximas del entorno digital es la de incluir llamadas a la acción (CTA de sus siglas en inglés, call-to-action) a lo largo del contenido para guiar a los usuarios.

Si quieres que tu audiencia realice algo después de leer tu post, debes decirlo abiertamente. Puedes utilizar coletillas como: “Deja tu opinión en los comentarios”, “Haz click en enlace para más información”, “Recomienda esta publicación si te ha gustado” o “Etiqueta a quién creas que le puede interesar”

Según afirman en un post de Paldesk incluir un CTA en tu contenido puede aumentar la tasa de conversión (es decir, lograr el objetivo que quieres con tu contenido) hasta un 120%. Una llamada a la acción es una forma bastante inteligente de asegurar que tu contenido cumple con tus objetivos.

CTA LinkedIn Xavi Escales

12. Mejor hora para publicar en LinkedIn

¿Cuándo es la mejor hora para publicar en LinkedIn? Según apuntan desde Hubspot la mejor hora para publicar en LinkedIn son los Martes y Jueves entre las 8h de la mañana y las 14h de la tarde. La peor franja para publicar en LinkedIn son los fines de semana.

Este estudio tiene mucho sentido si consideramos que LinkedIn es una red profesional que los usuarios utilizan, sobre todo, durante la jornada laboral.