Para crear una buena estrategia SEM lo primero es tener claro en qué consiste el SEM. Aunque SEM son las siglas en inglés de Search Engine Marketing y, literalmente englobaría cualquier acción de marketing en motores de búsqueda, hoy en día se entiende como la publicidad en los resultados de los buscadores como Google; y la principal herramienta que usamos con este objetivo es Google Ads.

¡Quiero mi eBook!

Una estrategia SEM puede crearse con muchos objetivos distintos, ya sea como parte de una estrategia de marketing global, en combinación con otros canales como SEO o Social, pero también puede funcionar como acción aislada para cubrir alguna necesidad específica de tu negocio. 

Sea cual sea tu caso, a continuación, te describimos todos los pasos para que tu estrategia SEM sea un éxito:

  1. Define un objetivo realista para tus campañas: Puedes hacer campañas para aumentar la visibilidad de tu marca en Google, dirigir tráfico a tu página web, generar contactos a través de un formulario, aumentar las ventas en tu e-commerce o generar llamadas o visitas a tu tienda física.

  2. Decide los productos o servicios que quieres promocionar para identificar las palabras clave que vas a usar y el público al que te vas a dirigir. Haz un estudio de palabras clave para descubrir nuevos términos y el volumen de búsquedas aproximado para las keywords que has elegido.

  3. Estudia a la competencia: Realiza búsquedas en Google con las palabras clave que quieras usar para ver quiénes son tus competidores, qué mensajes están usando en sus anuncios y a qué páginas web dirigen el tráfico. Una de las herramientas más conocidas para estudiar a la competencia es SEMRush

  4. Estructura la campaña agrupando las palabras clave por productos o temáticas de manera que los anuncios hagan referencia directa a las palabras clave de ese grupo. Esto aumentará la relevancia de los anuncios y el nivel de la calidad. No olvides añadir palabras clave negativas para bloquear las búsquedas de palabras clave similares a las tuyas, pero por las que no te interese aparecer en los resultados de búsqueda.

  5. Decide a qué landing page vas a dirigir el tráfico de la campaña. La página de destino es uno de los elementos más importantes de la campaña, procura que esté lo más relacionada posible con las búsquedas y los anuncios, y que los usuarios tengan todas las facilidades para cumplir con el objetivo que te has marcado: rellenar el formulario, comprar online, etc.

  6. Define los KPI’s con los que vas a medir los resultados de la campaña. Recuerda que para tomar decisiones necesitarás datos, así que dale algo de tiempo a la campaña antes de decidir pausar o probar algo nuevo. La cantidad de datos generados dependerá más de la inversión diaria que del tiempo que haya pasado.

  7. Analiza y Testea diferentes creatividades: no te conformes con los resultados, duplica los anuncios que mejor funcionan para crear nuevas versiones y mejorar continuamente.

En definitiva, si sigues todos estos pasos tendrás una base sólida para tu estrategia SEM y estarás más cerca de empezar a triunfar en los resultados de búsqueda con tus campañas.

¡Quiero mi eBook!

¿Cómo se complementan el SEO y SEM?

El SEO y SEM son conceptos que llevan a confusión en muchas ocasiones, por lo que si todavía sigues sin diferenciarlos bien este artículo te interesa.
 
 
 
A pesar de tener muchas diferencias el SEO y el SEM se complementan a la perfección. Mientras que el SEO busca la optimización de la web, el SEM pretende conseguir aumentar la cantidad de visitas web mediante los anuncios de pago, pero no serviría de nada promocionar un sitio web que no esté bien optimizado y que ofrezca un contenido que no es de calidad.

Teniendo en cuenta esto, vemos que uno depende del otro, ya que el SEM ayuda a que los resultados del SEO sean mayores.

Compartir