El análisis de la competencia en marketing digital, es una parte muy importante para conseguir una visión global de la industria. Al estudiar a los competidores obtenemos una visión más clara de nuestras fortalezas y debilidades, nos permite comparar y analizar nuestra propia estrategia, observar detalladamente los puntos en común y las cosas que se hacen de forma diferente.

¡Quiero mi eBook!

Pero la competencia no está formada solamente por aquellas empresas que prestan servicios o venden productos parecidos a los tuyos, sino que entre todos los competidores deberás tener en cuenta todo aquello que no consideras competencia, pero que tu cliente potencial sí puede llegar a considerarlo una alternativa mejor.

¿Cómo hacer un análisis de la competencia en Marketing Digital?

En este artículo te explicaremos como llevar a cabo un análisis de la competencia en marketing digital y también te daremos algunos trucos para que puedas superar a tus competidores.

1. Identifica a tus competidores

Tu prioridad inicial en este análisis será saber quienes trabajan para el mismo sector del mercado hacia el que te diriges. Sabemos que el mercado es muy grande y que ofrece opciones infinitas, por lo que es prácticamente imposible que identifiques a todos tus competidores, no obstante lo que sí que puedes hacer es una lista y dividirlos en función de su importancia:

  • Competidores directos: Definimos como competidores directos a aquellas empresas que trabajan con productos o servicios muy similares a los nuestros, aspirando a conquistar a los mismos clientes que nosotros. Por ejemplo, Pepsi y Coca-cola son competidores directos.
  • Competidores indirectos: Son aquellos que venden productos diferentes a los nuestros, pero que satisfacen necesidades similares.
  • Competidores de tercer grado: Satisfacen la misma necesidad principal, sin embargo tienen características muy diferenciales. Por ejemplo, todas las bebidas pueden saciar la sed, pero no todas tienen el mismo sabor ni están destinadas al mismo público.
  • Competidores potenciales: Este tipo de competidores aún no están presentes en el mercado. Se trata de un colectivo muy peligroso pues por lo general surgen sorpresivamente y muchas veces no estamos preparados para enfrentarnos a sus necesidades.

2. Estudia el contenido de tu competencia

Cuando ya tengas la lista de los competidores que has identificado, deberás analizar su contenido para saber si realmente se dirigen al mismo tipo de clientes que tu compañía. Tras analizar su contenido lo normal es que tu lista se reduzca significativamente, no obstante de no ser así puedes descartar aquellas empresas que tengan más diferencias contigo.

Análisis de la competencia Marketing Digital

3. Determina sus ventajas competitivas en el análisis de tu competencia

La ventaja competitiva es un concepto lanzado por Michael Porter en 1985, uno de los mayores pensadores del mundo en gestión y competitividad. De hecho nos resulta casi imposible abordar este concepto sin mencionar algunos de los principales pilares de su teoría.

De acuerdo con Michael Porter, existen tres tipos de ventajas competitivas: liderazgo en costes, diferenciación y enfoque.

Para conseguir unos costes inferiores, necesitarás ser más eficiente que tus competidores a la hora de diseñar, fabricar y comercializar tu producto. Este tipo de estrategia, tendría sentido en las empresas lo suficientemente  grandes, en las que se pueden aprovechar las economías de escala.

Por otro lado la diferenciación, se basa en ofrecer un producto o servicio con cualidades únicas.

Y en última instancia tenemos la estrategia de enfoque, que se basa en ofrecer algo muy concreto para un nicho poco explotado y con poca competencia.

Elegir cualquiera de estas estrategias depende del tipo de desarrollo que se quiera tener y de las características del mercado en el que esté inserta una empresa.

Amazon por ejemplo, cumple la estrategia de liderazgo en costes y diferenciación, por un lado la empresa ofrece precios inferiores con relación a su competencia y respecto a la diferenciación, sus entregas son percibidas como  más rápidas y confiables.

4. Clasifica e identifica los productos del competidor

Podemos clasificar los productos de la competencia según la Matriz BCG o matriz crecimiento, nuestro objetivo es evaluar el atractivo de su catálogo. La matriz se compone de 4 elementos:

  • Estrella: Tienen un elevado crecimiento y participación en el mercado.
  • Vaca: Alto posicionamiento, pero con bajo crecimiento, son productos maduros que sirven como fuente sólida de ingresos y requieren una pequeña inversión.
  • Perro: Pueden llegar a ser prescindibles, no aportan mucho valor a la empresa.
  • Interrogante: Ofrece una óptica de crecimiento elevado, sin embargo una cuota de mercado baja.

La matriz BCG nos resume el ciclo de vida de un producto: al introducirlo en el mercado es un interrogante que, si se vende  bien, iniciará una fase de crecimiento (estrella) hasta afianzarse en el mercado (vaca) y, en caso de no poder mantener su lugar, acabará entrando en declive (perro).

¡Quiero mi eBook!

 5. Análisis de los competidores: Examina su estrategia SEO

Para superar a tus competidores en SERPS primero debes conocer las fortalezas y debilidades de sus estrategias de SEO. Al examinar su estrategia podrás descubrir novedades de tu sector que no estabas considerando y determinar que está funcionando y que no en el mercado. Para ello en la actualidad existen herramientas como SEMrush, Sistrix, Ahrefs… que nos permiten ampliar la visión global del sector.

Tras realizar en análisis de la competencia, con las conclusiones extraídas, podremos crear un plan de acción y mejorar así nuestras estrategias.

Si tras el análisis de la competencia te estás preguntando ¿Cómo superar a mis competidores? Aquí te dejamos algunos consejos:

Una vez has identificado y estudiado a tus competidores es el momento de empezar a emplear estrategias para superarles.

  1. Dibuja una estrategia de diferenciación: Ahora que ya sabes cuáles son los puntos fuertes de tu proyecto, haz algo que marque la diferencia y que a su vez cubra una necesidad insatisfecha. Muchas veces resulta difícil diferenciarse cuando se venden productos, sin embargo en la atención al cliente es más fácil singularizarse, ya que depende más del personal y sus características.
  2. Innova: Arriésgate, si tienes claro lo que quieres hacer y cómo lo quieres hacer, atrévete a desmarcarte del resto.
  3. Determina el mensaje que quieres transmitir: Para conseguir instalarnos en la mente de nuestros clientes necesitamos transmitir un mensaje claro y conciso. Cuando intentamos promover un producto o servicio debemos contar con los argumentos necesarios para convencerles de que están eligiendo la mejor opción. En conclusión, al definir el mensaje debéis transmitir cuál es el beneficio principal que aportáis o la preocupación que evitáis.
  4. Adapta tu propuesta de valor a la evolución del mercado: No puedes dar por hecho que la misma estrategia te servirá siempre, si el mercado evoluciona tu proyecto deberá hacerlo también.
  5. Define una estrategia de fidelización: Una de las mejores maneras de evitar que tus clientes se vayan es tener una estrategia de fidelización. Una estrategia de fidelización efectiva busca cubrir las necesidades del cliente, respondiendo a sus requerimientos y de forma personalizada para conocer sus preferencias, conocer sus necesidades y así superar sus expectativas.
  6. Sé creativo/a: La creatividad es uno de los pilares fundamentales de toda estrategia digital y puede ayudarte a diferenciarte y superar a tu competencia.

Sabemos que llegar al corazón de tu target y superar a la competencia no es tarea sencilla, pero con esfuerzo y ganas todo es posible. Si planteas una buena estrategia y aplicas estos trucos correctamente, empezaras a obtener resultados.

 

 

¡Quiero mi eBook!
Compartir